PAGO DE CARRAOVEJAS
Ribera del Duero


Año de Fundacion : 1988

Superficie Total: 150 ha.

Producción Total: 750,000 botellas


Finca y bodega del Pago de Carraovejas nace de los sueños y la ilusión de un grupo de amigos segovianos amantes del vino, encabezados, eso sí, por un emprendedor nato, José María Ruiz.


La finca posee una ubicación estratégica. Está situada en la confluencia de ríos y protegida por un imponente cerro y por el castillo de Peñafiel, testigos ambos de los fríos vientos del norte y de las nubes cargadas de granizo.

Para conseguir su uva de extraordinaria calidad, la intervención humana y los sistemas de riego con los que está dotada la finca son determinantes. Cabe destacar los molinos antiheladas que posee la finca que mitigan los efectos de la helada negra y evitan el congelamiento interno de la vegetación.

Terroir

Ubicada a 3 kilómetros de Peñafiel, en la solana de los valles del río Botijas (un apéndice del valle del Duero del que tan sólo le separan 4 km), la finca goza de un microclima en el que se conjugan los efectos dulcificantes del Duero, los vientos dominantes del oeste (que favorecen la calidad de la uva) y la orientación sur de sus laderas de suaves pendientes (protegidas del dañino viento del norte y de las heladas primaverales y otoñales).

La plantación de viñedo cuenta con tres tipos de suelos predominantes repartidos por la finca en función de la orografía del terreno.


Viticultura

En Pago de Carraovejas trabajan con tres variedades de uva: Tinto Fino (Tempranillo), Cabernet Sauvignon y Merlot, todo bajo tres sistemas de emparrado: Cordón Royat (90% del viñedo), vaso vertical y terrazas de viticultura tradicional en el valle y viticultura de montaña.

Vinificación

La uva de Pago de Carraovejas se selecciona en el campo por el personal del viñedo a lo largo del ciclo vegetativo de la planta. Se vendimia a mano y llega a bodega en pequeños remolques vibrantes de acero inoxidable, que mimarán cada movimiento de la uva para que esta llegue semientera, después de despalillada y sin que uva ni granilla sufran presiones, fragmentaciones violentas o aireación excesiva.

La nave de fermentación está equipada con depósitos de acero inoxidable, especialmente diseñados para conseguir una maceración más eficaz debido a su gran superficie de sombrero y tinas de roble francés, con una capacidad de 150 hectolitros para fermentación alcohólica y de 200 para la maloláctica.

Los vinos pasan por barricas nuevas y seminuevas de roble francés y americano con una vida máxima de tres años. La crianza abarca desde los 12 hasta los 24 meses, dependiendo del tipo de vino. 

Cuesta de las Liebres
DO Ribera del Duero
Tinto Fino (100%)

Elaborado solo en vendimias únicas. Nuestra viticultura asume el reto de la naturaleza. Un vino radical, de raíz. Elegante, potente y muy persistente. Un vino auténtico.

Cuesta de las Liebres 2014 define las virtudes de esta ladera de pendiente pronunciada y de la viticultura extrema que aquí desarrollamos. Viñedo guiado en vaso vertical, arropado por el monte
bajo. Queremos subrayar la complejidad y la fuerza de este vino con el que sentimos que, añada tras añada, vamos alcanzando nuevas cotas de compromiso con la naturaleza, nuestra tierra y su historia. La cuna de un tinto fino apasionante. Nuestra viña más precisa y pura.

El Anejón
DO Ribera del Duero
Tinto Fino (100%)

El aroma de las terrazas de la Ribera del Duero. Delicado, con garra, floral, intenso y mineral. De boca poderosa, estructurado y lleno de matices.

Anejón 2014 nos atrae por su personalidad compleja y armoniosa. En su elaboración se encuentran las tres variedades plantadas en la finca, con estas proporciones: 84 % de tempranillo, 8% de cabernet sauvignon y 8% de merlot. Su equilibrio es la base del carácter fino, delicado y a la vez intenso del vino. Por un lado, los aromas de flores integrados con una fruta poderosa muestran la viveza del entorno. Por otra parte, trasmite frescura y una energía vibrante, propia de una localización tan particular y genuina como las terrazas de Carraovejas. Elaborado solo en añadas excepcionales.

Pago de Carraovejas
DO Ribera del Duero

Tinto Fino (90%), Cabernet Sauvignon (6%) y Merlot (4%).­­­

Expresivo, abierto, potente y delicado a la vez. Con taninos presentes y sutiles, con reconocible carácter y equilibrado.

Pago de Carraovejas 2016 es el respeto por el origen, el alma de una trayectoria y la emoción de un camino por recorrer. Si bien el vino continuará su evolución en botella y mostrará otros matices con el tiempo, queremos compartir las principales impresiones que nos causa en este momento. Una sensación de volumen y elegancia en sus taninos, además de unos matices florales que acompañan a la fruta. De alguna manera, condensa la vocación de acercarnos al terruño y expresar sus características. Nuestro deseo de embotellar cada paisaje. Para su elaboración se han empleado las tres variedades de nuestra finca: un 90% de tempranillo, un 6% de cabernet sauvignon y un 4% de merlot.


El vino para su paso a barrica de roble francés y americano, donde permaneció en torno a 12 meses.